El equivocado reclamo de Hou Yifan

 

En el pasado torneo de Gibraltar, uno de los torneos abiertos más fuertes del planeta. La campeona del mundo, la china Hou Yifan, jugaba en la última ronda contra un gran maestro de la India. La campeona mundial abrió con 1. g4, una jugada poco analizada y considerada mala. Su rival diría poco después, que pensó que la ajedrecista china había preparado algo para esta partida, pero no fue así. Cinco jugadas después la gran maestra china se rendía.

Claramente esto no es típico de una partida entre grandes maestros y evidentemente había algo detrás de una rendición en tan pocas jugadas. La china entonces explicó que se había rendido así porque quería protestar contra los pareos que tuvo en el torneo, es decir, los rivales que le tocaron en cada ronda, en donde –dijo– siete de los 10 fueron mujeres.

En este tipo de torneos abiertos se usa el sistema suizo, que permite jugar a muchísimos ajedrecistas. La idea principal es que en cada ronda los jugadores con la misma puntuación pueden enfrentarse, si es que antes no han jugado entre sí. Las reglas para emparejar quién contra quien juega están perfectamente definidas e incluso, existe una modalidad llamada “pareo dirigido” que se usa cuando un jugador promete ganar un premio y hacer una norma (un pedazo del título de gran maestro, o maestro internacional), por ejemplo. Pero esto en general es la excepción. Prácticamente en el ajedrez moderno y de alto nivel no se hacen pareos dirigidos.

Antes de la llegada de la computadora, los jueces de los torneos, al terminar la ronda, se ponían a configurar la siguiente. Tenían tarjetas para cada jugador y hacían los pareos “ a mano”. Hoy en día hay un par de programas: Swiss Manager y Swiss Master, que permiten hacer los pareos de cada ronda de forma automática, la cual sale en segundos escasos. Se acabaron las desveladas de los árbitros y este tedioso trabajo. Ahora todo sale de inmediato y tan es así que los jugadores pueden ver con horas de anticipación quién será su próximo rival.

Hay además programas para checar que los pareos sean consistentes, los cuales son externos al software ya mencionado. Un árbitro español se encargó de correr este particular verificador contra los resultados del torneo de Gibraltar y mostró que la queja de Hou Yifan simplemente no procede. No se le manipularon los rivales a los que tuvo que enfrentar. Así salieron los pareos y además, por si fuera poco, el programa no usa el dato de si un jugador es hombre o mujer para hacer un pareo determinado.

En mi opinión, Hou Yifan, como otros ajedrecistas, sospechan de los pareos cuando tienen una serie de rivales fuertes. A nadie le cae mal una partida fácil de vez en cuando. En el caso de Hou Yifan, su protesta está claramente mal hecha y además, hacer la misma en la última ronda simplemente es absurdo. Para colmo, es fácil probar que los pareos no estuvieron dirigidos. Así pues, la campeona mundial se equivocó, pero no solo en su protesta, sino en su manera de protestar.

Me parece sin embargo que todo debe quedar en el anecdotario. Hou Yifan cometió un error y simplemente lo pagó perdiendo la partida. Puso en claro que quizás debería haber más transparencia en los pareos pero la realidad es que en la actualidad ya se hacen sin que haya mano negra.

1 comentario en “El equivocado reclamo de Hou Yifan

  1. El que haya trabajado con esos programas sabe que si son susceptibles de manipulación, más aún un GM que desmenuza estos programas buscando cada detalle. Aunque no se le de la razón, si sospecha que hayan colocado algún comando para hacer ese tipo de pareo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *