Una partida de otro mundo

marozcy_kortchnoi
Las historias curiosas del mundo del ajedrez son innumerables. Por ejemplo, tenemos el caso de Viktor Korchnoi, quien muriera el 6 de junio de este 2016, quien en 1985 supuestamente inició una partida contra Geza Maroczy. Nada podría pensarse que era irregular en esto pero el problema es que este jugador húngaro murió en 1951. ¿Cómo podría Korchnoi enfrentar 34 años después de muerto Maroczy una partida?

La historia es más o menos esta: En 1985 alguien le preguntó a Korchnoi con qué ajedrecista fallecido le habría gustado jugar. El jugador ruso respondió que Capablanca, Keres o Maroczy eran sus primeros candidatos. Sin embargo, poco tiempo después esta misma persona le informó a Korchnoi que Capablanca y Keres no estaban disponibles, pero Maroczy estaría dispuesto a enfrentarlo.

Quien le decía esto era el Dr. V. Eisenbeib, aficionado al ajedrez y presidente de la sociedad suiza de Parapsicología. Su intención era llevar a cabo un experimento para demostrar la existencia de las almas, y para ello el conducto sería el ajedrez. Korchnoi al principio se negó a participar pero ante la insistencia de los parapsicólogos, terminó aceptando.

La partida se desarrolló a través de un médium, Robert Rollans, nacido en Rumania, pero entonces residente en Bonn, Alemania, quien al parecer, cuando estaba en trance, podía comunicarse con el espíritu de Maroczy, este le “hablaba”, indicándole la jugada elegida y a veces hacía algunos comentarios extra, que él podía escribir, generalmente en alemán, pero otras veces también en húngaro, idioma que el médium no conocía; para agregar más misterio al tema, el médium tampoco sabía nada de ajedrez. Muchas veces en esta partida, Korchnoi no tuvo contacto jamás con Robert Rollans, recibía las jugadas, y a veces algunos mensajes “dictados” por Maroczy, a través del Dr. Eisenbeib.

La partida duró 7 años y Korchnoi no ganó un peso por prestarse a este curioso “experimento”. La razón de esto es que en ocasiones el médium estaba enfermo y en otras, Maroczy no estaba en condiciones de hacer jugada alguna. Korchnoi opinó eventualmente lo siguiente: “… debo decir que he leído mucho sobre el tema y al final estaba inclinado a creer”; de lo que sí estaba seguro es que una vez aceptado el reto “mi tarea fundamental era ganar la partida, pero… ¿contra quién?”.

¿De verdad Maroczy era el contrincante de Korchnoi? El médium le preguntó al supuesto Maroczy y éste “habló” de otros jugadores, como “Romi”, con el que Maroczy decía, había jugado en alguna ocasión. En la colección de partidas de Maroczy no hay ningún rival que se llame Romi, pero sí apareció uno llamado Romih, con quien empató. También Maroczy respondió un par de preguntas sobre su vida con precisión.

La partida continuó intermitentemente hasta que en 1993 Maroczy se rindió, deseándole a Korchnoi éxito en sus siguientes partidas. El médium falleció 19 días después de terminada la partida y el Dr. Eisenbeib afirmó que se había demostrado que había otra forma de vida en la Tierra.

Harry Houdini creía que había vida después de la vida, pero cuando quiso esclarecer el asunto, se enfrentó a un ejército de charlatanes. Probablemente fue engañado aunque siempre queda una duda por ahí. Tal vez una opción sea analizar las partidas de Maroczy buscando patrones de comportamiento en sus jugadas, es decir, tratando de descifrar su estilo. Quizás una computadora podría hacer esta labor y finalmente tratar de dilucidar si la inquietante partida podría efectivamente haber sido jugado entre Maroczy y Korchnoi.

He aquí la partida:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *