Un método para mejorar realmente

hiarcs-argentina27Para progresar en ajedrez se requiere de mucho esfuerzo, trabajo y tiempo. Hay que estudiar diariamente. No se puede mejorar solamente usando un par de horas a la semana. Se requiere pues disciplina y talento. De hecho, una vez un amigo ajedrecista, que jugaba mucho mejor que yo, me dijo, a la pregunta expresa de cómo progresar, que estudiara. Le dije que no tenía tiempo. Contestó: ¿Tienes tiempo de ir al baño verdad? Entonces puedes hacer tiempo para estudiar ajedrez.

Ya he dicho que quizás lo importante es ver ajedrez diario. Así como nos lavamos los dientes tres veces al día, igualmente podemos hacer uso de una hora o dos al menos, que muchas veces perdemos irremediablemente en temas sin importancia, en tomar los trebejos y analizar alguna partida. Hoy, incluso con los teléfonos celulares, podemos utilizar programas que nos permiten hacer ejercicios de táctica y jugar contra los poderosos programas que inclusive ya están en los teléfonos inteligentes.

Sin embargo, un método que no sé por qué, no se usa cotidianamente, es el sacar provecho de tener un gran maestro en casa, que está dispuesto a jugar a cualquier hora, desde la posición que le dictemos y que nunca se cansa. Me refiero desde luego a los programas de ajedrez. Actualmente estos sistemas son demasiado poderosos para todos, incluso los mejores jugadores del mundo, pero eso no es pretexto para no usarlos.

El método que propongo es simple: hágase de un programa de ajedrez para su teléfono inteligente. Podrá costarle unos 10 dólares como por ejemplo, Hiarcs, que corre en una multitud de plataformas, ya sea iOS, Android, Windows, Pocket PC, etcétera, aunque hay otros programas que también pueden ser adquiridos por menos cantidad de dinero.

Una vez teniendo un buen programa, coloque las piezas, el reloj, y prepare todo como si fuese a jugar una partida de al menos una hora por jugador. Si se está entrenando para un torneo donde el ritmo es de 2 horas por cráneo para 40 jugadas y 1 hora más para las siguientes 20, piense en usar ese ritmo en su entrenamiento. Si se trata de jugar un torneo de 1: 30 hrs para toda la partida,  con incremento de 30 segundos, utilice ese ritmo de juego. Al menos dése una hora para usted y otra para la máquina. Hágase de una papeleta para anotar la partida. Puede obviamente usar papel y pluma, pero si quiere puede descargar una papeleta para anotaciones de ajedrez de este sitio: http://www.printablepaper.net/preview/Chess_Score_Sheet.

Una vez teniendo todo, comience a jugar contra el programa en su teléfono. Póngalo en modo que no pueda ver ninguna ayuda ni qué está analizando el programa. Su rival es el programa y lo que queremos hacer es simular tanto como sea posible las condiciones de torneo. Haga sus jugadas y anótelas. Pare su reloj y eche a andar el de su rival. S tiene alguien que le pueda ayudar, éste podrá alimentar las jugadas al teléfono y hacer los movimientos que la máquina decida. Pero si está solo no importa. Usted mismo alimenta las jugadas a la máquina y espera a que le dé la respuesta. No haga trampa, no regrese las jugadas si se da cuenta de un error. Piense que está jugando una partida de torneo en donde no tiene manera de hacer esto. Nadie de hecho, tiene que ver estas partidas de entrenamiento. Son para trabajar en ajedrez, no para mostrarlas al mundo.

Probablemente perderá una buena cantidad de partidas, pero no se preocupe. Los programas, incluso en los teléfonos son muy fuertes. Sin embargo, la razón de usar el software que puede descargarse en el teléfono es porque  tiene limitaciones en velocidad de procesos, en memoria, en capacidad para incluir toda una biblioteca de aperturas o las tablas de finales de Ken Thompson. Vamos, que así tenemos más chances de competir.

Ahora bien, si nota que de plano el programa le gana siempre, bájele la fuerza. Esto puede hacerse en la mayoría de los programas de ajedrez en el mercado. Si no puede con el máximo nivel, baje por ejemplo, unos 200 puntos en el rating estimado del programa e intente de nuevo.

Jugar contra este “sparring” electrónico tiene muchas ventajas: se puede poner a la máquina en una posición en donde termina una variante de apertura que nos interesa y a partir de ahí empezar a jugar. Puede también poner posiciones del medio juego o de finales (aunque curiosamente en general, los programas de ajedrez no son tan fuertes en la última fase de la partida). Juegue contra estas posiciones. Analizando una partida como si la estuviese jugando da sin duda posibilidades inesperadas para el progreso. El trabajo con estos programas no es mala idea porque permite de esta manera entrenarse prácticamente a todos los niveles.

Si usted hace unas dos o tres partidas por semana, aparte de estudiar teoría, aperturas, medio juego, ver táctica, analizar finales, etcétera, probablemente verá mejoras en su juego en relativamente poco tiempo.

 

1 comentario en “Un método para mejorar realmente

  1. Fuerte sacudida, aunque viejo y con un muy bajo nivel de juego, me estoy interesando despacito en esta etapa en el ajedrez y “andale” mire con que comentario me encuentro. Ya repuesto no me queda mas que agradecer la precision de que esto no es un juego, “son partidas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *