Carlsen vs Anand a la mitad del match

anand-carlsen2014

Magnus Carlsen, de Noruega, es el actual Campeón del Mundo en ajedrez. El año pasado, en noviembre, vencía a Viswanathan “Vishy” Anand, de manera cómoda, ganando 3 partidas y empatando 8, para coronarse como Campeón Mundial. El campeón que cedió la corona, Vishy, de la India, no pudo ganar una sola partida e incluso, a pesar de que se jugó en su ciudad natal, Chennai, no parece haberle ayudado a tener más motivación. Sin embargo, un par de meses después se organizó el torneo de candidatos y el excampeón decidió a último momento a incorporarse a los invitados a esta justa, la cual ganó, sorprendiendo de alguna manera, pues la motivación después de su descalabro en Chennai, no parecía ser la mejor. Por ello, de nuevo estos dos grandes jugadores se están enfrentando ahora, a fines del 2014, con la diferencia de que Carlsen es el campeón y Vishy el retador.

Un encuentro por el campeonato del mundo no es cosa fácil y la preparación de ambos jugadores debe ser extraordinaria. Carlsen empezó muy bien el match, empatando la primera partida, en donde parecía que iba a ganarla, y ganando la segunda, en donde Anand quedó inferior, pasivo, y nunca pudo remontar. Pero el de la India, se recuperaría en la tercera partida metiendo a su rival en una preparación de laboratorio que aún seguía por la jugada 24. Carlsen comentó que no tuvo la mínima chance en esa partida y de pronto los cartones se emparejaban a 1.5 puntos por jugador. Vendrían dos partidas más en donde no se pudo romper el equilibrio y resultaron dos empates más.

La sexta partida parecía ser interesante, y más aún, porque Carlsen jugaría la sexta y la séptima partida con blancas, lo cual da la ventaja de iniciarla y eso estadísticamente parece contar. Se jugó una defensa siciliana abierta en donde el campeón noruego presionó a su rival. A eso de la jugada 24, Carlsen parecía tener el control de las acciones pero como aclararía más tarde Magnus, “no había todavía manera de forzar la posición para ganar”. En ese crucial momento el noruego hizo una jugada malísima, que los motores electrónicos de ajedrez en nanosegundos la indicaron como perdedora. Anand se tomó un minuto para responder a esta jugada y no encontró la simple combinación que le hubiese probablemente significado el triunfo. Hizo otra jugada y al hacerla, se dio cuenta de su error. Pero ya era tarde, pieza tocada, pieza jugada. De hecho, Carlsen hizo su movimiento equivocado y el video de la partida muestra que al escribir su jugada, se dio cuenta que algo andaba mal. Pero Anand dejó pasar la oportunidad y Carlsen entonces no se equivocó más, logrando triunfar y ponerse un punto arriba en el marcador a apenas la mitad del encuentro. Si Magnus hubiese perdido esta partida, su título hubiese estado en mucho más riesgo. Anand indicó que srría triste que esta partida decidiera finalmente el campeonato del mundo.

Esto habla de lo difícil que puede ser el ajedrez. Los grandes jugadores también se equivocan. Carlsen erró y Anand le regresó el favor. No es la primera vez que pasa y otros campeones mundiales han pasado por esta amarga experiencia, Chigorin omitió la defensa de un mate en dos jugadas en la partida 23 de su encuentro contra Steinitz (1892 en la Habana) y creo recordar que incluso Kasparov, en alguno de sus encuentros (unas 150 partidas de campeonato mundial), contra Karpov, omitió un triunfo sencillo. Así pues, no es la primera vez ni la última. Un match por el campeonato del mundo es una batalla psicológica dentro y fuera del tablero. Y en la medida que avanza el encuentro, muchas cosas pueden pasar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *