Las emociones del torneo en Noruega

carlsenaronian01

Uno de los torneos más fuertes delaño se lleva a cabo en Noruega. Juegan 7 de los 10 mejores de la lista de rating de la FIDE y desde luego, la principal atracción es Magnus Carlsen, el Campeón del Mundo, el cual no ha perdido ninguna partida aún, de las cinco jugadas, empatando cuatro y obteniendo en esta quinta ronda un gran triunfo frente al número dos del mundo, el armenio Levon Aronian. Carlsen y Aronian se enfradcaron en una larguísima partida en donde de pronto ambos jugadores no parecían estar haciendo las mejores jugadas. Aronian eventualmente obtuvo alguna ventaja, la cual echó a perder y entonces el campeón mundial comenzó la ofensiva, llegando a un final ganador de torres que a pesar de la mejor defensa que halló el armenio, no pudo evitar la derrota.

El ruso Vladimir Kramnik, quien ya fuese campeón del mundo en el año 2000, derrotando ni más ni menos que a Kasparov, va ganando el torneo con 3.5 puntos de cinco posibles. En la quinta ronda venció al italiano Fabiano Caruana, el cual empezó con dos triunfos en dos partidas y otros dos empates. Sin embargo, en esta ocasión jugó un final bastante lamentable y literalmente le regaló el triunfo al ruso, el cual se coloca con 3.5 puntos  (dos victorias y tres empates) fltando aún cuatro rondas.

La sorpresa más agradable del torneo parece ser la del noruego Simen Agdestein, ex-entrenador del mismísimo Magnus Carlsen, el cual ha empatado sus cinco cotejos. Agdestein es el jugador con menor rating en el torneo y hasta ahora lo ha hecho extraordinariamente bien. De hecho, hoy en la quinta ronda quizás debió haber vencido a Grischuk, el tercero del mundo y en la ronda pasada al gran maestro más joven de la historia, Sergei Karjakin, con el cual había logrado una ventaja ganadora, pero claramente falló su técnica. Es fácil decirlo porque los toros desde la barrera cualquiera los torea, pero es evidente que si tuviese más experiencia en el alto nivel, podría haber conseguido ya un par de importantes puntos y colocarse a la cabeza de este fortísimo torneo. Aún así, Agdestein lo está haciendo formidablemente bien.

Vesselin Topalov, excampeón mundial (2005), no parece, sin embargo, poder hallar su gran nivel. Cada torneo en el que participa tiene dolorosas derrotas, y aunque hay que reconocer que es un ajedrecista muy preparado, parece ser que algo en su nivel está fallando. Sabemos que Topalov se casó hace menos de dos años y que ya tiene un pequeño hijo. Probablemente esto lo distrae un poco de su gran ajedrez. Obviamente hay otras explicaciones más mundanas. Por ejemplo, que sus rivales están jugando mejor ajedrez que él. En la quinta ronda Topalov perdió ante el holandés Giri, quien es muy sólido y que difícilmente pierde alguna partida (por ejemplo, en este torneo solamente ha perdido contra Kramnik).

De Aronian, siendo el número dos del mundo, causa de alguna manera sorpresa su pobre desempeño. Aunque venció a Karjakin en un muy bien jugado final, cayó hoy frente a Carlsen, pero peor aún, jugó una infame partida frente a Grischuk, quien le superó en una novedad teórica. Sin duda el ajedrez de elite es muy complicado y mantenerse en un nivel para no perder puntos de rating parece ser muy difícil. Cabe por ejemplo mencionar a Peter Leko, jugador de la elite hace unos años que ahora ni siquiera está invitado a estos eventos de lujo. Otro de ellos es Shirov, quien además tuvo mala suerte cuando estaba en su mejor momento (venció a Kramnik en un match para retar a Kasparov, pero este encuentro nunca se llevó a cabo porque no se halló quien quisiese patrocinar semejante match donde Kasparov le llevaba un abultado score al letón).

Como sea, hay mucho ajedrez y de gran nivel. Vale la pena seguir las partidas, comentadas en www.chessbase.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *