La conferencia de prensa de Kasparov

Hoy, hace un rato, Garry Kasparov se presentó a los medios mexicanos. Viene a inaugurar su Fundación de Ajedrez Kasparov de Iberoamérica. Hay cinco centros en el mundo: Johanesburgo, Bruselas, Nueva York, Singapur y ahora México. La conferencia duró unos 45 minutos y Garry estuvo flanqueado por Hiquíngari Carranza, artífice del centro cultural “El Juglar”, Mig (quien trabaja con él desde Nueva York) y un traductor que francamente lo hizo bastante bien.

Hubo periodistas de muchos medios, hasta me encontré a los colegas del canal 22, que iban a grabar la conferencia para uno de sus noticieros. Milenio, Uno más Uno, Reforma, etcétera, estuvieron presentes. Las preguntas podían ser de la situación geopolítica, la situación de la FIDE y la candidatura de Garry para la presidencia de ese organismo y la problemática de Putin, Ucrania y Crimea.

Sin duda si prospera la Fundación Kasparov en México podríamos pensar que el ajedrez podría lograr en nuestro país un apoyo sin precedentes. Tal vez habrá mucho más movimiento ajedrecístico y los niños son aquí la clave de todo. El ajedrez, se ha demostrado una y otra vez, es un gran vehículo para ordenar el pensamiento. Tal vez como alguna vez mencionó Leontxo García: “tenemos un gran producto y no sabemos venderlo”.

Hubo muchas preguntas sobre la situación política, la FIDE y la fundación. Kasparov habló de Ilumzhinov y de los 20 años perdidos del ajedrez federado. Parte de las razones es que la FIDE no logra obtener patrocinios importantes porque el dirigente actual de la FIDE es alguien que en el mejor de los casos, no se le puede pensar como una persona seria, pues ha dicho en reiteradas ocasiones este personaje (Ilumzhinov), que fue abducido por extraterrestres. ¿Qué empresa quisiera patrocinar un evento de ajedrez con gente tan peculiar?

Igualmente, Kasparov piensa que la FIDE no ayuda a las federaciones locales, sino que está en contra de ellas. Las razones son diversas pero aquí mencionaremos una: la FIDE cobra una enorme cantidad de cuotas a las Federaciones asociadas por concepto de cálculo de rating y clasificación de los torneos, amén de que cobra también por los títulos emitidos. Cuando Karpov, en el 2010 quiso ser presidente de la FIDE, prometió quitar todas esas cuotas a las federaciones, pero Ilumzhinov ganó y les digo más, México votó por Ilumzhinov. Es decir, simplemente el quitar las cuotas a la FENAMAC podría haber sido suficiente razón para que México votara por Karpov en ese momento, pero sigo sin entender por qué Raúl Hernández, presidente de la federación mexicana, votó por edste oscuro personaje Ilumzhinov.

Kasparov habló de Putin y lo comparó con un astuto jugador de poquer. Dijo que le gusta “blofear” (to bluff, en inglés) y que las cosas le salen bien porque en muchos casos no tiene una mano fuerte (haciendo la analogía con los naipes), y sin embargo, obliga a sus rivales a descartarse. Garry piensa que los Estados Unidos, el G7 y la comunidad europea deben advertir con amenazas creíbles a Putin porque no olvidemos que su actitud es parecida a cuando Hítler entró al poder y eso denotó eventualmente la Segunda Guerra Mundial. Putin, agregó, no juega al ajedrez porque él juega sin reglas, y por eso hay que pensar ya de ponerle un alto.

Fue una muy buena experiencia estar en esta conferencia. Kasparov es un tipo de energía y sabe a lo que juega. Esperemos que esta visita sea fructífera para el ajedrez mexicano y de todos los países de habla hispana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *