The Chess Instructor 2009

 

chess-instructor

El libro de Jeroen Bosch y Steve Giddins es el primer volumen de una serie anual (la cual parece haber sido interrumpida después de la salida de este ejemplar), que busca de forma cooperativa dar más luz al tema de la instrucción en ajedrez. Este primer volumen consta de 16 capítulos que comprimen varios temas sobre la educación en ajedrez, básicamente tratados desde la perspectiva de autores reconocidos en ese campo.

Así, es como un libro que más bien parece una recopilación de artículos de autores como Michael Basman, Mark Dvoretsky, Igor Zaitsev, Adrian Mihailchisin, Willy Hendricks y otros. Bosch y Giddins ponen también su pluma en el libro y lo fortifican con sus propias ideas. Giddins usa su experiencia como Maestro FIDE para hablar de cómo prepararse en las aperturas, sobre las pequeñas operaciones estratégicas y del cómo estudiar el final. Bosch en cambio termina el volumen con una revisión de un par de docenas de libros instructivos que han salido en los últimos cinco años.

La razón del libro, dice Giddins en el prefacio, es el incremento en la popularidad del ajedrez, lo que ha llevado a la necesidad de instruir a los jugadores de todos los grados y niveles. Esto se hacía desde hacía mucho tiempo en la extinta Unión Soviética, pero con el colapso de la misma, en 1991, muchos de sus líderes de la enseñanza ajedrecística, se fueron a occidente, llevando con ellos su invaluable conocimiento de cómo hacer buenos ajedrecistas.

Giddins nos habla de que “los principios pedagógicos son universales y la habilidad para enseñar bien es tan importante cuando se entrena a un gran maestro que cuando se trabaja con principiantes”. Por ende, concluye Giddins, esta obra puede ser igualmente beneficiosa tanto para jugadores que están empezando como para jugadores profesionales.

Los artículos de esta recopilación son muy interesantes, pues se plantean las clásicas preguntas de qué hacer para mejorar en ajedrez, a partir de la experiencia de connotados entrenadores y estudiosos del tema. Para responder a estas preguntas, los autores hacen listas de datos, gráficas, jerarquizan la información y con ello buscan integrar su propio discurso. Al final de cada capítulo, dichos autores indican sus tres libros favoritos para la enseñanza/aprendizaje del ajedrez. Curiosamente el libro más mencionado es la magistral obra (en 5 volúmenes) “Mis Grandes Predecesores”, de Garry Kasparov. Cabe decir que el excampeón del mundo ha seguido escribiendo y ya han salido dos volúmenes de los tres planeados llamados “Kasparov on Kasparov”, que sin dudas bien podrían añadirse a los cinco volúmenes mencionados por la mayoría de los escritores de este libro.

Dvoretsky habla, por ejemplo, de los factores que el propio Botvinnik pensaba que eran críticos para determinar la fuerza de un prospecto en ajedrez. Menciona cuatro puntos: talento para el ajedrez; salud y energía; cualidades de luchador; preparación. Asumiendo que el talento puede en alguna medida manejarse y modificarse, Dvoretsky considera la importancia de trabajar en el carácter del ajedrecista que bien puede darle beneficios inesperados en su nivel de juego si se maneja adecuadamente. Dice el -que dicen- es el mejor entrenador de ajedrez del planeta: “Las lecciones de ajedrez no solamente deben reducirse a la expansión del conocimiento de la apertura, medio juego o finales”. Hay otro aspecto de mejora que es mucho más importante (en la opinión de Dvoretsky), que es la asimilación de la información, es decir, habla de la habilidad para emplear el conocimiento, la habilidad para tomar la decisión correcta en una variedad de circunstancias, las cuales se les presentarán en el tablero ineludiblemente.

En suma, un viaje inteligente sobre la instrucción en ajedrez. Cualquiera interesado en este tema podrá sacar conclusiones valiosas e incluso, si trabaja en las líneas directrices de este volumen, es probable que logre convertirse en un estupendo entrenador.  Es un libro que vale mucho la pena a pesar de que se están cumpliendo cinco años desde que apareció en el mercado. No obstante esto, los principios de la enseñanza en ajedrez parecen seguir vigentes.

The Chess Instructor 2009, Jeroen Bosch y Steve Giddins, (2008) Ed New In Chess,  218pp., $26.95 (dólares)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *