Del arte del análisis

Mark Dvoretsky es quizás el más renombrado entrenador en el mundo. Sus ideas, sobre cómo progresar deben tener éxito, pues sus pupilos han logrado la excelencia. Uno de ellos, el GM Yusupov, fue candidato a campeón mundial, producto sin duda en el gran talento que se carga el hombe, pero también a los métodos empleados para estudiar y analizar el ajedrez.

Los libros de Dvoretsky son estupendos, aunque muchas veces el autor parece un poco pedante. Por ejemplo, él indica que pudo haber llegado a GM, pero que le dio por esto de entrenar y que por esa razón, nunca buscó el título máximo del ajedrez (antes que el de campeón mundial). Suena un poco petulante, aunque concedo que Dvoretsky podría haber llegado sin grandes problemas al título de GM. Como sea, a veces resulta un poco pesado leerlo, porque aunque da muchos consejos prácticos, y pone posiciones de análisis muy interesantes, sale a colación algo en donde indica lo bueno que era él como jugador, etc.

Como sea, no hay que desatender a Dvoretsky aunque se pase de “sangrón”. Cada uno es como es y ni modo. Saquemos, sin embargo, lo mejor de él, que es mucho y más en cuanto se habla de ajedrez. El entrenador, aparte de los libros que ha publicado, tiene una columna mensual en ChessCafe, la cual es estupenda. En ocasiones parecen fragmentos de algunos de sus libros, aunque a veces parecen ser artículos publicados específicamente para la página mencionada.

En los últimos dos meses, Doretsky publicó dos extraordinarios artículos sobre el cómo analizar. El primero pueden verlo aquí. El segundo lo revisaré en un artículo subsiguiente. El artículo de hoy, que es de casi 10 páginas, trata de cómo analizar una posición. Vale la pena leerlo completo, aunque aquí haré un resumen de lo más importante. Dice Dvoretsky (la traducción es mía, que conste):

Entrenándonos a nostros mismos el calcular posiciones es de la mayor utilidad: permite el desarrollo de muchos hábitos vitales para todos los jugadores. Me gustaría enumerar algunos:

  • la habilidad de mantener la concentración y disciplina pensando por un largo período de tiempo.
  • la obtención de muchos recursos para usarlos en la partida viva (resourcefulness)
  • técnica de cálculo – primero y entre lo más importante, la determinación a tiempo de las posibles jugadas candidatas, tanto para uno como para el oponente, en diferentes etapas, seguidas de chequeo sistemático.
  • la habilidad de imaginar con claridad la posición a la que hemos llegado y así evaluar con precisión cada una de las posiciones analizadas en la cabeza.

Con esto en mente, Dvoretsky plantea el siguiente ejercicio, el cual puede verse en el siguiente diagrama. En éste, el turno es de las blancas:

Simagin-Leonovich
Moscú 1936

Juegan las blancas

En esta posición Dvoretsky pide que se analice por alrededor de una hora. Desde luego que no se vale mover las piezas en el análisis. Yo me tomé media hora y me detuve a ver cómo iba. El resultado demostró un problema en mi modo de analizar, el cual es un optimismo sobre la posición y además, en no profundizar adecuadamente. He aquí lo que encontré:

(1) 1. Db7 Dd4+ 2. Rh1 Dd3 3. cd5 (recupera el peón y no sólo eso, se ve ahora como una fuerte amenaza pues está pasado)… pero ¡cuidado! la torre quedó sin protección en la captura del peón. Así que no puedo jugar 3. cd5. Entonces mejor será 1. Db7 Dd4+ 2. Tf2 Dd3 3. cd5 y todo parece ir mejor para el blanco.
(2) 1. Ag6 fg6 2. Tf8 Cf8 3. Db7 dc4 (o Dc4) y las negras conservan su ventaja.
(3) 1. Tf4 (intentando ganar la pieza) 1. … Dg5 2. Db7 dc4 3. Ac4 y las blancas deben ganar
(4) 1. Tf4 Dg3 (única) 2. Db7 Dd3 3. cd5, parecido a la variante (1).
(5) 1. Tf4 Dg3 2. Tf3 Db8 (no 2. … Dh4? por 3. Db7 De1+ 4. Tf1 ganando pieza), pero aquí ¿cómo seguir?
(6) 1. Db7 Dd4 2. Tf2 Dd3 3. Dd5 Dd5 4. cd5 Td8 5. Td1 Cf8 y no se ve que las blancas puedan ganar esto.
(7) 1. Db7 Dd4 2. Tf2 Dd3 3. cd5 Dd1 4. Tf1 Dd4 5. Rh1 Dd3 6. Te1 Td8 y tampoco esto se ve ventajoso al blanco.
(8) 1. Tf4 Dg3 2. Db7 Dd3 3. Dd5 Dc3 4. Ad2 Da3 y de nuevo, no se ve que las blancas tengan la ventaja.

Aquí detuve mi análisis, después de media hora. Yo ya sospechaba que si Dvoretsky daba una hora es porque había mucho más en el análisis. Así que empecé a echar un ojo a las variantes y encontré que mi análisis de entrada es defectuoso. Por ejemplo: después de 1. Db7 Dd4+ 2. Tf2 Dd3 podría complicar un poco a las negras la partida, pero aquí tienen el empate después de 2. … Da1 3. Tf1 Dd4+ y tablas por perpetuo.

El análisis de esta posición es fascinante. Vale la pena intentarlo por uno mismo, aunque el propio Dvoretsky reconoce que ni grandes maestros de primera línea pudieron resolverlo correctamente. En cualquiera de los casos, aunque no analice la posición, seguir los análisis que entrega en su artículo Dvoretsky hacen de este estudio un muy buen trabajo.

2 comentarios en “Del arte del análisis

  1. Si observamos con detenimiento observamos que ninguna de las piezas negras tienen jugadas razonables y están en zuzguang. Después de Af4, con el plan de Th2 y g3 , las negras pierden la dama y no veo como lo pueden evitar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *