Capablanca: Jugada a Jugada

Probablemente el título de este libro ya diga mucho del mismo. Hablamos de Capablanca, uno de los grandes genios que ha dado el ajedrez, el cual ahora es analizado desde la perspectiva de Cyrus Lakdawala, Maestro Internacional de los Estados Unidos. Lakdawala, de 51 años ha enseñado ajedrez por más de 30 y se dice que ha sido entrenador de algunos de los jugadores junior más fuertes en el país vecino. Ha ganado el National Open (torneo que se juega tradicionalmente en Las Vegas) y ha sido Campeón del American Open, otro torneo abierto muy fuerte. Ha sido además seis veces campeón de su estado. Ladkawala tiene varios libros en este formato Move by Move (jugada a jugada).

El formato Jugada a Jugada es descrito por el editor del libro, John Emms (Gran Maestro británico), el cual dice, “intenta ser interactivo. Se basa en preguntas que se hacen al lector. Se intenta, en la medida de lo posible, el hacer del libro una especie de lección de ajedrez en donde el lector busca completar ejercicios, contestar preguntas y probar sus habilidades ajedrecísticas en los momentos claves de las partidas”. Emms indica:”Estamos en la firme creencia que practicando las habilidades es un método excelente para estudiar ajedrez”.

Desafortunadamente en el libro no se logra completamente este objetivo. Por una parte, parece que algunas preguntas deel autor están dirigidas a un tipo de jugadores (de cierto nivel en particular), mientras que otras parecen solamente puestas para completar la intención del libro. Sin embargo, las mejores preguntas tratan de tópicos relacionados con planeación, combinaciones, cálculo y decisiones críticas. Lakdawala dice que a la larga será beneficioso contestar estas preguntas y ejercicios y que además, él mismo ha notado que puede mantener su nivel de ajedrez de esta manera. De hecho, indica que cuando trabajaba en este libro, su rating (que mide la fuerza ajedrecística de un jugador), subió a 2588, diez puntos por encima de su mejor rating de 1998 (hablamos del rating norteamericano, unos 100 puntos por encima del rating FIDE, el cual es -para el autor- de 2421 puntos Elo).

Lakdawala se describe a sí mismo como un “acólito fiel de San Capa” y habla muchas veces de la tentación de dar a cada jugada del genio cubano un signo de admiración. El autor se da cuenta que es difícil mantenerse objetivo y probablemente esto demuestre una actitud fanática a las partidas de Capablanca, como Irving Chernev hace en sus libros cuando habla del mismo jugador. Curiosamente en Mis Grandes Predecesores, de Garry Kasparov, no parece admirar al cubano como lo hacen Lakdawala o Chernev, pero sí hace notar sin embargo el “efecto Capablanca”, que muestra a sus contrarios temerosos o ya casi aceptando la inminente derrota ante esta máquina de ajedrez que era. Cabe sin embargo decir que una explicación es que Kasparov admira a Alekhine, uno de sus grandes héroes, el cual fue acérrimo enemigo de Capablanca y que además, lo destronó como Campeón del Mundo en el año 1927 en Buenos Aires, Argentina, en un intenso y emocionante match.

Lakdawala pone a Capablanca como el segundo mejor jugador de todos los tiempos, en donde Fischer aparece como el primero en su lista. Morphy y Kasparov aparecen más abajo. Según el autor, esto lo hace porque piensa que Capablanca tenía el mayor talento natural para el juego ciencia y que además, fue el Campeón del Mundo más flojo de todos los tiempos. Es interesante decir que Boris Spassky ha dicho muchas veces que es demasiado flojo para el ajedrez. Desde luego que estas palabras se deben tomar en el contexto adecuado. Comparado con otros campeones mundiales como Botvinnik, que estudiaba metódicamente por muchas horas por día, casi cualquier campeón del mundo calificaría como flojo.

El libro se divide en los siguientes capítulos:

  • Prólogo
  • Bibliografía
  • Introducción
  • Capa en el ataque
  • Capa en la defensa
  • Capa en la explotación del desbalance
  • Capa en los finales
  • Índice de las aperturas
  • Índice de los oponentes

Hay 59 juegos (algunos parciales), anotados pensando en el aficionado. El libro contiene muchos diagramas y con un poco de esfuerzo se puede leer sin necesidad de usar un tablero (aunque en mi opinión, el mejor jugo al libro se le puede sacar poniendo las piezas y el ajedrez y reproduciendo las partidas y no sólo siguiéndolas en el libro).

  • 1901-1915 el aventurero joven y agresivo
  • 1916-1927 donde Capablanca fue el rey sin oposición y en el clímax de su fuerza
  • 1928-1942 en donde podemos ver a un Capa muy cuidadoso, súper-posicional

Lakdawala describe las aperturas de Capablanca como poco inspiradoras y hace un esfuerzo por no criticar al genio cubano bajo la mirada de los estándares modernos.  El autor piensa que Capa fue el jugador más fuerte de todos los tiempos en la transición del medio juego al final y piensa que fue el mejor táctico en los años 1917 a 1927.

Tal vez lo menos acertado del libro sean los grandilocuentes comentarios que el autor hace de algunas jugadas del cubano. Por lo demás, hay que reconocer que si se trabaja con el material que presenta Lakdawala, se puede llegar a tener una buena visión de quién era Capablanca y del gran ajedrez que jugó.

Capablanca: Move by Move, por Cyrus Lakdawala, Everyman Chess 2012.

1 comentario en “Capablanca: Jugada a Jugada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *