Otro libro de Sosonko

Hay libros de ajedrez que son un goce leer. Hace tiempo leí Siluetas del Ajedrez Ruso, en donde Sosonko hace unos maravillosos retratos de los grandes jugadores de las primeras épocas en donde el juego ciencia de los soviéticos era indiscutiblemente el mejor. Ahora Sosonko nos trae algo así como una segunda parte: The Reliable Past (el pasado fíable), en donde Sosonko, quien dejó Leningrado para afincarse en Holanda, en 1972, describe a los campeones y a otras figuras del ajedrez soviético desde una perspectiva casi única, pues él mismo fue parte de esa elite de jugadores .

Garry Kasparov escribió el prólogo de The Reliable Past, en donde dice: “[el libro] presenta a los lectores con una galería de maravillosos retratos que radían el amor del autor por el ajedrez. […] Vean -dice- este es el mundo del ajedrez y de sus héroes. Genna Sosonko se ha convertido en un hombre libre genuinamente y se pone por encima de las convencionalidades del mundo del ajedrez. Esto es esencial en términos que él conoce este mundo de muy de cerca pero asume una posición de observador independiente, con una mirada a lo bueno y malo, que hace que todas las historias que describe sean fascinantes. Sus retratos no son periodismo, sino verdadera literatura”.

He aquí el índice del libro:

The Cat that Walked by Himself
Tony Miles 1955-2001

Obsession
On the occasion of Viktor Kortchnoi’s 70th birthday

Docendo Discimus
Vladimir Bagirov 1936-2000

Luka
Anatoly Lutikov 1933-1989

The Reliable Past
On the occasion of Rafael Vaganian’s 50th birthday

The Club

My Testimony
Viktor Baturinsky 1914-2002

The Professor
Max Euwe 190 1-1981

A Born Optimist
On the occasion of Jan Timman’s 50th birthday

Essig Fleisch
Salo Flohr 1908-1983

Death of a Salesman
Eduard Gufeld 1936-2002

Beijing 2024

Aunque no lo he terminado de leer, el retrato que hace de Korchnoi y de Miles son asombrosos. Los pinta de cuerpo entero. Uno puede entender mucho más sobre por qué los ajedrecistas son como son al leer lo que Sosonko sin duda, sabe transmitir. Yo creo que este libro, como su obra anterior, son un clásico que no se deben perder los ajedrecistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *